Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Años. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Años. Mostrar todas las entradas

El amor es el sentimiento más antiguo del mundo.

Hoy día me parece increíble estar llena de planes y sueños, llega a asustarme el sentimiento de querer
estar con una persona hasta el día de mi muerte, siempre me pregunto: ¿Cómo es que lo deje entrar en mi vida?,¿Será que no usó las estrategias absurdas de otros?, ¿Será que me gustaba su manera de hacerme reír?, ¿Será que vi en sus ojos sinceridad?, no lo sé; sólo sé que fue un acuerdo de ver si nos entendíamos y cuando menos lo pensé lleno mi vida de paz,  tranquilidad, de cariño y respeto, de cosas que nunca tuve, como seguridad. La yo independiente se convirtió en alguien que necesitaba
lo único que no tenía, AMOR.
El amor es el sentimiento más antiguo del mundo. "Tiene 3.000 millones de años y surgió en el momento en el que una bacteria se preguntó si había alguien más ahí porque no podía sobrevivir sola."


Y al final tienes un cúmulo de cosas negativas luchando por recuerdos positivos.


Dicen que la gente que los amigos vienen y van. Hay personas que conoces en una estación de paso y eso ya condiciona la relación. Va a ser solo eso, una parada. Luego cada cual se ira y seguirá su camino. Quizá alguna vez recuerdes ese amigo de paso, pero no trascenderá. Solo se queda en eso. Hay otras personas que llevas contigo siempre, aunque no las puedas ver todos los días, aunque incluso pasen meses…da igual, son personas que han calado hondo, han dejado huellas y pase lo que pase, siempre te acordarás de ellas. Incluso aunque a veces el recuerdo duela. Es inevitable. Si una marca se graba con fuego, no se puede quitar. Y luego están otras personas, que empiezan siendo amigos, gente con la que compartes muchas cosas, risas, noches, días, películas, llantos, miles de cosas. Gente con la que te sientes bien, pero un día las cosas se tuercen. Las personas cambian, nosotros cambiamos, y si el cambio se produce por ambas partes, se produce una escisión en la amistad, una rotura por ambas partes, por lo que se nota menos. Sin embargo si el cambio solo viene de parte de uno entonces surgen la distancia y el dolor, porque es solo uno el que ve. Porque uno no puede luchar por acercarse cuando el otro solo le pone barreras. Puedes tener paciencia, pero seamos realistas, la paciencia no cura las heridas, y no puedes esperar eternamente a que esa persona que era, aparezca de nuevo. No va a aparecer porque si ha cambiado ha sido por algo, quizá simplemente ha dejado una parte de su ser de lado, la pena es que sea la parte que te hacía estar ahí por él (o por ella). Cuando eso pasa te ves en una situación complicada. Tienes muchos recuerdos buenos, pero tienes también muchas rencillas producidas por el cambio. Rencores, o frases que te has callado por hacer caso a la paciencia (que a escondidas de todos te susurraba: chsss no digas nada, tiene un mal día, no le des importancia a tal o cual comentario). Y al final tienes un cúmulo de cosas negativas luchando por recuerdos positivos. Estás en guerra, una guerra que si no acabas te hace meterte en un círculo difuso que parece no tener fin (por algo los círculos son infinitos). No le dices nada porque ya apenas le ves pero si tienes oportunidad de verle luchas por estar callado y no causar problemas (porque para una vez que le ves no merece la pena gritar). Entonces asumes la realidad, que ese amigo con el que tienes años de recuerdos ya no está, y lo que más duele, no va a volver. Te das cuenta de que solo compartís los mismos silencios incómodos, que es eso lo que tenéis en común, las pausas eternas donde nadie dice nada porque ninguno se atreve a lanzar ,al aire o a la cara, la excusa adecuada para rechazar la invitación ( y así no tener que verse) Y cuando descubres todo esto, cuando te paras a pensar y ves lo que fuisteis y lo que nunca más volverás a ser, te envuelve una nostalgia extraña. Pero el tiempo pasa, y al final lo que es nostalgia se convierte en indiferencia. Aunque es cierto que a veces esa indiferencia viene porque, el cambio ha producido tantos golpes, que ya eres inmune. Eres inmune a las frases mal dichas, a desprecios, desplantes y a cualquier cosa que pueda herirte. Y con esa indiferencia como arma podrías romper el círculo, pero en realidad no se rompe. Sigue ahí, con el silencio de palabras que todo el mundo sabe pero nadie se atreve a decir. Bueno yo creo que ya es hora de decir algo, algo que me he dicho a mi misma: Felicidades, has perdido un amigo. La parte positiva es que, no merece la pena ponerse triste. Si se ha ido, ha sido por cuenta propia. Uno solo no puede tirar del carro. Esto es ley de vida. Y como último consejo: las cosas nunca vuelve a ser como antes. Nunca. Mejor asumir y seguir sonriendo junto a las personas que de verdad quieran tu sonrisa. Estas son mis reflexiones y así las he contado. . Y deja de coser tu sombra a mis pies.

Y al final tienes un cúmulo de cosas negativas luchando por recuerdos positivos.

No he conocido todavía al hombre que sea capaz de manejar sentimientos.


¿Quién puede asegurar que el tiempo es olvido?, ¿Quién puede asegurar que el transcurso de los años se vuelvan asesinos del amor? Yo creo que nadie. No he conocido todavía al hombre que sea capaz de manejar sentimientos como si hilos de marioneta se tratara.


 ¿Quién puede asegurar que el tiempo es olvido?, ¿Quién puede asegurar que el transcurso de los años se vuelvan asesinos del amor? Yo creo que nadie. No he conocido todavía al hombre que sea capaz de manejar sentimientos como si hilos de marioneta se tratara.

¿Qué guardas en tu cajita de recuerdos?


Yo, tengo guardadas maripositas de mi niñez, 
perlas de los collares de mi abuela, 
tardes de sol junto a mis primos, 
el primer beso, jamás repetido, 
el dolor aquél que me hizo mujer.

Tengo guardada la esperanza del ayer 
los recuerdos que no se olvidan 
la infancia que perdura en mi piel. 
vestidos, cds y voces de personas 
que se perdieron por culpa del destino.
Tengo sueños escritos en papel 
tengo alegrías, tristezas, emociones 
guardadas en mi caja de cartón.

Mil sueños que no dejan de latir, 
juegos y risas que de niña me hacían reír
 y ahora me hacen llorar, 
canciones para dormir y otras para recordar, 
y los besos de mi madre que ya no volverán...

Atesoro en mi cajita de los recuerdos 
tantas cosas. 
Momentos llenos de ternura 
Navidades pasadas con la familia grande. 
La primer ilusión, 
los versos que escribía en mi adolescencia, 
los años del colegio secundaria, 
los rostros no olvidados de tantos seres queridos. 

Un beso irrepetido, 
Un baile. 
Mis niños cuando chiquitos, 
cuando eran muchachitos, 
Mis perros. 
Mis sueños no cumplidos. 
Mi música, libros y canciones. 
Mi carpeta de dibujo. 

Cuánta nostalgia. Pero no, 
Estar triste está prohibido 
Tenemos por delante un año no vivido. 

Llenemos de flores la ventana 
de pájaros y nidos. 
Dejemos entrar el sol, la luz 
que llene el alma 
de un mágico sentir distinto. 

 Yo, tengo guardadas maripositas de mi niñez,  perlas de los collares de mi abuela,  tardes de sol junto a mis primos,  el primer beso, jamás repetido,  el dolor aquél que me hizo mujer.  Tengo guardada la esperanza del ayer  los recuerdos que no se olvidan  la infancia que perdura en mi piel.  vestidos, cds y voces de personas  que se perdieron por culpa del destino. Tengo sueños escritos en papel  tengo alegrías, tristezas, emociones  guardadas en mi caja de cartón.  Mil sueños que no dejan de latir,  juegos y risas que de niña me hacían reír  y ahora me hacen llorar,  canciones para dormir y otras para recordar,  y los besos de mi madre que ya no volverán...  Atesoro en mi cajita de los recuerdos  tantas cosas.  Momentos llenos de ternura  Navidades pasadas con la familia grande.  La primer ilusión,  los versos que escribía en mi adolescencia,  los años del colegio secundaria,  los rostros no olvidados de tantos seres queridos.   Un beso irrepetido,  Un baile.  Mis niños cuando chiquitos,  cuando eran muchachitos,  Mis perros.  Mis sueños no cumplidos.  Mi música, libros y canciones.  Mi carpeta de dibujo.   Cuánta nostalgia. Pero no,  Estar triste está prohibido  Tenemos por delante un año no vivido.   Llenemos de flores la ventana  de pájaros y nidos.  Dejemos entrar el sol, la luz  que llene el alma  de un mágico sentir distinto.

Un beso.

Y, de repente, ya no tienes miedo.

Hace un par de años inicié una nueva etapa de mi vida, intensa y un tanto extraña. La verdad es que cuando parece que ya te quedan pocas cosas nuevas por experimentar a nivel de emociones, sentimientos y vivencias, te das cuenta de que la vida es un constante ir y venir, un fluir permanente de experiencias nuevas que te siguen sorprendiendo a cada paso y te hacen descubrir nuevos recovecos en lo más hondo de ti misma, por donde nunca te habías adentrado.

Sin ninguna duda, lo más sorprendente para mí y lo que más me ha marcado estos últimos meses, ha sido el ver como se tambaleaban bajo mis pies algunos de los cimientos sobre los que había construido mi vida. Aprender a caminar por la vida guardando silencios, practicando el oficio de soltar algunas de las cosas a las que me había ido aferrado sin darme cuenta, y aceptar su pérdida.

Tengo que reconocer que he llorado mucho en estos meses y que tuve que aprender a vivir con muchos miedos nuevos que nunca había experimentado, y aprender a enfrentarme a ellos para seguir caminando.

A veces me tambaleaba y, cuando estaba a punto de caer, conseguía abandonarme a la vida, acallar mi mente, incluso ir más allá del corazón, más allá de mí misma, más allá del más allá. Entonces me sentía renacer y el único sentimiento que me embargaba era el de la profunda gratitud a la Vida por su infinita generosidad.

Voy, vengo, vengo, voy..., hoy me pierdo, mañana me encuentro y me vuelvo a perder...Pero anoche, bajo un cielo plagado de estrellas, en la soledad de la noche, volví a agradecer a la vida por tanto y tanto. Y, mirando ese cielo, volví a recocer en cada estrella a cada amigo y en cada amigo, cada sueño compartido y cada abrazo.

Estamos solos, es verdad. En el fondo, todos lo sabemos. Pero qué dulce es saber que aunque caminamos solos siempre hay una estrella que te guía y un amigo que te abraza y sueña contigo. Y, de repente, ya no tienes miedo. Tan solo, esa infinita gratitud que aletea con cada latido de tu corazón y con cada bocanada de aire que respiras.



Cada vez duermo más y sueño menos.


Las personas se parecen a los árboles. Para saber la edad que tiene un árbol sólo necesitas contar los anillos que tiene en el tronco, y para saber la edad de una persona te basta con medir el brillo que tiene en los ojos. Y me da rabia, no debería ser así. Cada vez duermo más y sueño menos, cada vez la gente tiene menos ganas de comerse el mundo, y cada vez quiero rendirme antes. Los años, los daños, ya no sé como llamarlo, afectan a todos...Pero yo intento ser más fuerte.


Miras sus ojos, el amor brilla en ellos.


Tener alguien a quien amar es suficiente, 
pero imagínese que vive con la persona que amas, por años y años;
 usted come, duerme, ríe, llora, discuten juntos y todavía se aman. 
Es sorprendente encontrar a alguien que se quede con uno para siempre, 
pase lo que pase .. alguien que se preocupa por ti ... 
alguien que te hace sentir bien contigo mismo ... 
alguien que te cuide cuando estás enfermo y cambia tu estado de ánimo 
cuando estas teniendo un día difícil. 
Miras sus ojos, el amor brilla en ellos .. 
Ellos están llenos de alegría .. 
parecen estar fascinados y cautivados en su amor ....


¿Qué se siente cuando ya no se siente nada?

Y es hoy, cuando me miro al espejo y no tengo que convencerme de lo que soy,
 es hoy que mi reflejo me sorprende gratamente 
y veo de mi rostro borradas las heridas que me causaste.
 Ni odiarte puedo. ¿Qué se siente? No siento nada.
 Años amándote y de pronto te sales de mi vida. 
No te conozco, no sé quién eres, ni siquiera recuerdo tu nombre. 
Creo que hasta eso era falso en ti.
Amanecerá pronto el día y yo junto con el,
 respirare aire profundo hasta llenar mis pulmones y volveré a nacer.



Los colores del arco iris se visten de negro.


Cuando se parte el corazón se seca una parte del alma…Cuando la razón deja de existir, no cicatrizan las heridas, se anestesia la vida, se vive en la respiración, se siente caminar en el vacío sin rumbo.
Se pierde la edad, los días no tienen nombre, ni color, no hay fecha, la vida no tiene años, las estaciones pierden las temperaturas, se mira el horizonte sin alcanzar vas tratando de agarrar el aire sin pronunciar palabras, se pierden las fuerzas, se asumen las rabias, se olvidan los hechos, no se construye nada, hay hoyos en las estancias,espinas en el camino, desaciertos al palpar, gritos sin lágrimas para llorar, ideas vagas que no se quieren juntar, dolor que solo se siente al mirar, risas que no paran, pero a nadie pueden alegrar. Cuando se pierde la razón se deshabita el corazón, se cierran las puertas a los abrazos y la ternura se busca desolada en cada rincón, se borra el pasado sin encontrar el presente para llegar al futuro. Se pierden los sueños acumulados en el tiempo, las flores pierden la fragancia, los colores del arco iris se visten de negro. La existencia se vuelve preguntas vanas que nadie quiere contestar porque no hay respuestas que puedan llegar, ni frases, ni teorías, todo se vuelve filosofía. Cuando se pierde la razón, no se puede ver la silueta de la verdad, solo la sombra que deja el sol al caminar ¿Sabes por qué? "Por que La vida es un arco iris que incluye el negro"

La vida debería terminar en un orgasmo.

La vida debería ser al revés.
Se debería empezar muriendo y así ese trauma está superado.
Luego despiertas en una residencia mejorando día a día.
Después te echan de la residencia porque estás bien y lo primero que haces es cobrar tu pensión.
Luego en tu primer día de trabajo te dan un reloj de oro.
Trabajas 40 años hasta que seas bastante joven como para disfrutar del retiro de la vida laboral.
Entonces vas de fiesta en fiesta, bebes, practicas el sexo y luego empiezas el colegio, jugando con tus amigos, sin ningún tipo de obligación, hasta que seas bebé, y los últimos 9 meses te pasas flotando tranquilo, con calefacción central, roomservice, etc…
Y al final abandonas este mundo en un orgasmo.
Encontré esto en google y me tentó a compartirlo.
Disfruten la filosofía de Quino que esta vez interpreta cómo debería ser el mundo.
Se me ocurre que si así fuera, cuando los que le hacen daño a este mundo llegaran a la niñez,
los buscaría en la escuela, les arrebataría la merienda y los mancharía de caca infantil para que fueran la burla de los demás niños y así los que vinieran detrás se retractarían de hacer lo que están haciendo
los que ahora están dirigiendo a la humanidad.
La vida debería ser al revés.
La vida debería terminar en un orgasmo.


Corazones malheridos y sueños rotos.

Aunque pasen años luz, todo lo que nos sucedió en aquel tiempo que quedó atrás.. nos acompañará en el camino de nuestra vida. Recuerdos como el día más feliz, como cuando recibimos la mejor felicitación de cumpleaños, la canción perfecta que se convirtió en la banda sonora de tu vida, aquel abrazo inolvidable e irrepetible que nos dio calor, el primer beso, la primera carta de amor, miradas, manos entrelazadas, espacios compartidos, lealtad, sonrisas de complicidad, llamadas, amistades, la unión de una familia, las luchas y sus triunfos. Recuerdos como aquellas noches entre mantas llorando como si el mundo se acabara, aquella sensación de soledad y vacío, los terribles miedos de tu mente, la maldita distancia, esa desconfianza e inseguridad en uno mismo y en todo lo que le rodea, las despedidas, aburridos domingos de nostalgia, corazones malheridos, sueños rotos y la agonía provocada por la mayor de las impotencias. Vivimos con el cúmulo de todos ellos en nuestro presente y serán para el resto de nuestros días las marcas indestructibles de nuestro interior , algo así como la cicatriz de una herida.

Aunque pasen años luz, todo lo que nos sucedió en aquel tiempo que quedó atrás.. nos acompañará en el camino de nuestra vida. Recuerdos como el día más feliz, como cuando recibimos la mejor felicitación de cumpleaños, la canción perfecta que se convirtió en la banda sonora de tu vida, aquel abrazo inolvidable e irrepetible que nos dio calor, el primer beso, la primera carta de amor, miradas, manos entrelazadas, espacios compartidos, lealtad, sonrisas de complicidad, llamadas, amistades, la unión de una familia, las luchas y sus triunfos. Recuerdos como aquellas noches entre mantas llorando como si el mundo se acabara, aquella sensación de soledad y vacío, los terribles miedos de tu mente, la maldita distancia, esa desconfianza e inseguridad en uno mismo y en todo lo que le rodea, las despedidas, aburridos domingos de nostalgia, corazones malheridos, sueños rotos y la agonía provocada por la mayor de las impotencias. Vivimos con el cúmulo de todos ellos en nuestro presente y serán para el resto de nuestros días las marcas indestructibles de nuestro interior , algo así como la cicatriz de una herida.


Nunca te detengas.


Mientras estés viva, siéntete viva. Si extrañas lo que hacías, vuelve a hacerlo. No vivas de fotos amarillas...Sigue aunque todos esperen que abandones. No dejes que se oxide el hierro que hay en ti. Haz que en vez de lástima, te tengan respeto. Cuando por los años no puedas correr, trota. Cuando no puedas trotar, camina. Cuando no puedas caminar, usa el bastón. ¡Pero nunca te detengas!! ( Madre Teresa de Calcuta )




¿Y si en realidad el tiempo no lo pudiese todo?


 ¿Y si en realidad el tiempo no lo pudiese todo?,  ¿Y si no fuese tan cierto eso que dicen de que las cosas  con el paso de los días se van olvidando o eso de que las heridas no se van cerrando?.  ¿Cuántas cosas cambiarían?  Es muy fácil pensar que con solo dejar pasar los días, meses o años las cosas se solucionarán.  Y lo peor es que uno se auto-convence, y se cree que alguien que tuvo la suerte de superar un dolor  y sobre ponerse, podrá sentirse más fuerte. Sin embargo, un buen día, quizá el menos pensado,  todo lo construido, que creías tan sólido comienza a tambalearse, porque te encuentras de nuevo cara a cara con el dolor, con ese sentimiento tan helado y tan dormido del que ya casi ni te acordabas,  y que, muy a pesar de todo, sigue ahí, y comienza a despertarse  con todas las fuerzas acumuladas por el tiempo en que estuvo inactivo.  Y quieres salir, y quieres gritar que está vivo. Y te acuerdas del tiempo que te costó volver a ponerte en pie. Y también de las noches sin dormir, de los desvelos, la angustia... de los días vacíos. Y aceptas que no quieres volver a vivir todo eso y que ahora una vez en pie toca descubrir nuevos caminos.

¿Y si en realidad el tiempo no lo pudiese todo?, 
¿Y si no fuese tan cierto eso que dicen de que las cosas
 con el paso de los días se van olvidando o eso de que las heridas no se van cerrando?. 
¿Cuántas cosas cambiarían?

Es muy fácil pensar que con solo dejar pasar los días, meses o años las cosas se solucionarán. 
Y lo peor es que uno se auto-convence, y se cree que alguien que tuvo la suerte de superar un dolor
 y sobre ponerse, podrá sentirse más fuerte. Sin embargo, un buen día, quizá el menos pensado,
 todo lo construido, que creías tan sólido comienza a tambalearse, porque te encuentras de nuevo cara a cara con el dolor, con ese sentimiento tan helado y tan dormido del que ya casi ni te acordabas,
 y que, muy a pesar de todo, sigue ahí, y comienza a despertarse  con todas las fuerzas acumuladas por el tiempo en que estuvo inactivo.

Y quieres salir, y quieres gritar que está vivo. Y te acuerdas del tiempo que te costó volver a ponerte en pie. Y también de las noches sin dormir, de los desvelos, la angustia... de los días vacíos. Y aceptas que no quieres volver a vivir todo eso y que ahora una vez en pie toca descubrir nuevos caminos.

Mejor vivir para amar, que morir odiando.


Últimamente no hago más que escuchar mil frases
que empiezan con ese verbo conjugado.
 Y yo empiezo otra sustantivándolo:
El odio no sirve para nada.

La gente necesita amar y ser amada, no por el contrario, odiar y ser odiada.
 Por culpa del odio vivimos rodeados de injusticias,
 de hipocresía, de corrupción, de incertidumbre... 
Por culpa del odio nos hacemos daños los unos a las otros. 
Respeto y Tolerancia van de la mano con El Odio. Le hacen sombra.

  ¿Cómo vamos a conseguir cambiar odio por amor? 
Algún día nos daremos cuenta de que nos hacemos viejos consumidos
 por muchos años que han arrastrado odios inútiles, inservibles...
En mi opinión,
"Mejor vivir para amar, que morir odiando".


Llegó el momento de decirle adiós al año viejo.


Ha llegado el momento de abandonar el año, de empezar uno nuevo y con él, dejar atrás viejas metas cumplidas o no. Reinventar nuevos sueños, comenzar a reflexionar en lo que hemos hecho bien o mal y ser suficientemente sabios para saber rectificar, disfrutar todos los momentos con la gente que más quieres y hacer oídos sordos a quién con malas intenciones, lo único que pretende es hacerte llorar. Llegó el momento de decirle adiós al año viejo y guardar en ese cajón dorado todo lo lindo que vivimos y desechar todo lo malo, porque solo así podemos empezar un año nuevo. Mis Bendiciones para el que me lee y para todos los que un día pasaron por aquí y dejaron su huella. Besos.


 Ha llegado el momento de abandonar el año, de empezar uno nuevo y con él, dejar atrás viejas metas cumplidas o no. Reinventar nuevos sueños, comenzar a reflexionar en lo que hemos hecho bien o mal y ser suficientemente sabios para saber rectificar, disfrutar todos los momentos con la gente que más quieres y hacer oídos sordos a quién con malas intenciones, lo único que pretende es hacerte llorar. Llegó el momento de decirle adiós al año viejo y guardar en ese cajón dorado todo lo lindo que vivimos y desechar todo lo malo, porque solo así podemos empezar un año nuevo. Mis Bendiciones para el que me lee y para todos los que un día pasaron por aquí y dejaron su huella. Besos.


Todo no siempre fue malo, ni tampoco bueno.

 Hoy amanecí un poco pensativa, por alguna razón siento la necesidad de reflexionar  en las cosas buenas y malas que me han pasado durante los últimos años de mi vida. Todo no siempre fue malo, ni tampoco bueno. A veces tan solo días o semanas. A veces, años. Todo depende de nuestra fortuna.
 "El recuerdo de esos momentos nos acompaña para siempre  y se transforma en un país de la memoria al que tratamos de regresar durante el resto de nuestra vida."


Siento que te pierdo de apoco y eso me está matando...


Es como en las historias de miedo, cuando vez a lo lejos del camino el zombie que alguna vez estuvo vivo y que ahora aun cuando muerto vuelve y te persigue, corres por un largo sendero y ves que ya te pisa los talones y que no solo quiere agarrarte a ti ... sino que también quiere devorar a quien mas amas...Fantasma del pasado que no se si aun es una realidad, no se si aun está viva para el, debería decir con seguridad que no, que está mas que muerta y enterrada, que estas aquí conmigo, que soy luz en tus ojos y que nadie mas puedes ver, que me tienes tatuada en tu pecho, que vivirás eternamente y tus hermosos años los vivirás conmigo, que cuando vea tu rostro jurarme algo este completamente segura de que dices la verdad... pero lamentable mente, por culpa de ese zombie no puedo... lo odio!
Con el alma envuelta en llamas, con todas las fuerzas que necesite para mover el mundo, lo odio...por el solo hecho de hacerme dudar de ti, de los "TE AMO" que me has regalado, de los abrazos que me han quitado el frió, de las pocas y valiosas lágrimas que eh visto en tus mejillas...lo odio... y quizá me eh dejado llevar y me siento mal por ocultarte las cosas, tal vez estoy reprimiendo mi amor o quizá es mi imaginación, te siento lejos, penoso, triste...lo notas en mi y yo en ti..siento que te pierdo de apoco y eso me está matando...Si eh de morir prefiero que sea de golpe...no quiero agonizar días y días siendo devorada por un zombie come almas de enamorados...

Siento que te pierdo de apoco y eso me está matando...

Hoy lloro lo que he perdido y río por mis lamentos.


Después de que pasaron los años y mi vida ya es un hilo, contemplo en el ocaso todo lo que he vivido. Desde mi linda infancia rodeada de tantos recuerdos, veo hacia la distancia todos los que ya se fueron. Mi dulce juventud de esperanzas y temores que se abrieron cada día rodeada de muchos amores. Vinieron también muchas pruebas pesares y alegrías que dieron color a mis pasos y giraron llenos de vida. ¿Cuánto disfruté la vida?. ¡Cómo desperdicié el tiempo!. Hoy lloro lo que he perdido y río por mis lamentos. Miro hacia atrás con nostalgia, miro hacia atrás mis recuerdos y digo a la distancia ¡Qué rápido ha pasado el tiempo!




Todo parece imposible hasta que se hace.

Es imposible, nos repetimos como un mantra. Cuando la única verdad, es que hace tiempo, que ni tan solo lo hemos vuelto a intentar. Preferimos actuar como víctimas de nuestro propio holocausto, que alimentamos cada día con nuevos miedos, estamos tan acostumbrados a ese silencio derrotista, que creemos que esa es la verdad y que las palabras solo sirven para construir historias y cuentos de hadas, en los que dejamos de creer, apenas, pasamos nuestros primeros años. Hoy te invito a ver tu cara reflejada en ese espejo, a que en lugar de romper con él, rompas con la imagen que se ha dibujado y permitas que ese o esa que sí eres, en quien sí te reconoces, salga afuera, tal vez aun tengamos esperanza y resulte que a pesar de lo que otros puedan inventar, sigamos estando vivos.


Todo parece imposible hasta que se hace.

Lo quiero todo con el.




Quiero recorrer el mundo, quiero conocer cada rincón de este infinito suelo a su lado. 
Porque no tendría sentido hacerlo sola, no se sentiría igual. 
Quiero mirar a un costado y encontrarlo, sonriendo como yo, 
por las mismas cosas, por las mismas estupideces.
Porque esos pequeños detalles son los que hacen la diferencia para mi, 
son los que después de años, uno recuerda y los siente como si estuviese pasando, 
en ese mismo instante. Quiero acompañarlo en sus viajes de soledad, 
en el silencio y decirle que lo quiero con solo una mirada.